Hay una punta delgada de alfiler en el paisaje.

 

Bandoneón.

Una oda al Ché Guevara

de camisetas y afiches.

 

Abajo,

El barrio.

Esculturas humanas posando verdades.

Arriba,

publicidades.

 

Despegar punto com y una ventana espejo.

Líneas entrecruzadas.

 

Aquí y allá son dos puños

enmarcando un solo grito.